Trucos para elegir tu Outfit: Islas griegas

Selema
Por Selema 299 Visitas 10 min.
10 min.

No pretendo opinar, aconsejar sobre moda o tendencias, desde luego que no, no considero que esté preparada para ello, no soy ninguna experta. Pero he hecho muchas maletas en mi vida, no siempre de una forma práctica y organizada. Así que, del caos de mis inicios hasta la actualidad, he descubierto ciertos trucos que me han funcionado muy bien y quiero compartir.

El destino al que vamos este año es un escenario perfecto para soñar, vistiendo esos outfits ideales sobre acantilados, hoteles de lujo y callejuelas empedradas encaladas, pintadas con el color de las buganvillas.

Quién no ha visto fotos idílicas en instagram y por un momento se ha imaginado en Santorini, en Mykonos o en cualquier otro paradisiaco destino, luciendo uno de esos vestidos vaporosos que tan bien les sienta siempre a las chicas que vemos. A ti también te van a quedar genial, si sigues mis consejos.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que nosotras, no somos influencers, jajaja, y a la hora de hacer la maleta, ni tenemos tantas opciones ni nos resulta tan fácil.

Después del…

– ”¡No tengo nada en el armario…!”

Te das cuenta, de que sí, sí tienes mucha ropa y entonces viene el

-Me lo llevo todo “por si…”

Aquí es cuando surge el caos y el apocalipsis. O cometes el error de llevarte casi todo tu armario, o surgen las mismas dudas de siempre.

¿Cuánta ropa me llevo?, ¿qué me pongo para…?, ¿qué zapatos elijo?, etc

Te traigo algunos consejos, para que hacer el equipaje, deje de ser un calvario y se convierta en uno de tus momentos favoritos, en Santorini o en cualquier destinazo. ¡Lo vas a gozar! ¡Ya verás!

Porque dediques más o menos empeño en el vestuario para las vacaciones, sea cual sea tu estilo (sport, casual, chic…), la maleta hay que llenarla. Así que, estos consejos sirven para todas/os.

Si lo haces con cabeza evitarás que rebose de prendas que no vas a utilizar, teniendo la sensación de que, a pesar de llevarte medio vestidor, no llevas lo suficiente. De ese caos ya hemos hablado antes, pero ¿ cuál es la solución?

Primera recomendación. Elaborar un planificador

Lo mejor es elaborar un planificador con las rutas y actividades que queremos hacer, para que la ropa, calzado y complementos que elijamos puedan satisfacer las necesidades viajeras. Si vas a estar en la playa, los looks son distintos a si vas a visitar un museo, si haces rutas de senderismo, si vas a pasear por las calles de la ciudad o si vas a tener una o muchas cenas romántica.

Este paso previo nos lleva al momento más ilusionante de todo viaje: cumplimentar nuestro planificador de vestuario. El cual, ahora sí, se hará con menos esfuerzo, con sentido y con utilidad. No os olvidéis de planificar el atuendo para el aeropuerto, o puerto (tanto ida como vuelta). En Santorini, no os recomiendo pensar mucho en los tacones (a no ser que os gusten tanto como a mí y los utilicéis la noche que os quedéis a cenar en vuestro hotel). Os dejo un ejemplo, tal y como lo he hecho yo.

Como veis, cada día tiene una sección para los looks de día y de tarde-noche, pues ¡los looks de las cenas forman parte importante de cualquier viaje! No os los olvidéis.

Y ya aquí…imaginación al poder…Puede ser desde el outfit más cómodo y sencillo, hasta el más chic, si tienes interés especial en lucirte por los puntos más TOP de Santorini, Mykonos o de cualquier otro lugar del mundo.

Segunda recomendación. Colores que destacan, tipo de prenda.

Muy relacionado con el tema anterior, casi inseparable, sería elegir los colores y el tipo de prendas que vamos a llevar.

Elige lo que sepas que te sienta bien (colores, cortes, tejidos…). Quien mejor te conoce eres tú, y no siempre lo que se lleva es lo que mejor te queda. Mi consejo es que no siempre te dejes llevar por tendencias y compres aquellas prendas que destacan tus puntos fuertes. Sé única y brillarás.

Es importante, al menos a mí me gusta hacerlo, tener en cuenta los colores y el tipo de paisaje con el que nos vamos a encontrar. No es lo mismo la ciudad de Nueva York, que los acantilados de Santorini o las encaladas calles de Mykonos.

Las islas griegas se caracterizan por sus tonalidades rojas, azules, blancas, negras, colores tierra y el color buganvilla. Y esos colores siempre son un acierto seguro en el vestuario. También sus complementarios. Si eres más atrevida puedes hacer combinaciones cromáticas.

En cuanto al tejido, en verano recomiendo prendas de algodón, lino, gasa. Es obvio, pero a veces no nos damos tanta cuenta y abusamos de las lycras. Las prendas fluidas, siempre quedan con un movimiento muy bonito en las fotos. No olvidar alguna chaqueta para la noche (en mi caso, la llevé pero no me hizo falta recurrir a ella).

Tercera recomendación. Pensar en nuestro tipo de cuerpo

Soy consciente de que no todo me queda bien. Todas tenemos inseguridades a la hora de vestirnos, por lo que conocer y centrarnos en nuestros puntos fuertes, nos ayuda a potenciar nuestra imagen.

En mi caso, soy bajita, y me encantan las faldas y vestidos largos. Para no renunciar a ellos, lo que intento es que me estilicen todo lo posible para que no se vea más tela que mujer, jajaja, con ciertos trucos: largo tobillero, transparencias, tejidos ajustados, rayas verticales, aberturas en las piernas, y/ o tacones altos.

Cuarta recomendación. Ser previsora

Confieso que soy muy previsora para elegir el vestuario en nuestros viajes. A parte de pensar las rutas, es lo que más ilusión me hace. Lejos de ser un calentamiento de cabeza, disfruto con ello.

El presupuesto, siempre nos limita. Y aquí consejos pocos puedo dar. Hay a quien le merece la pena invertir en buenas prendas y a quien no. Hay quien compra mucha ropa y quien no… La elección es tuya y siempre será correcta. Poco puedo opinar.

A mí, particularmente me encantan las prendas de calidad, los diseños diferentes, con personalidad… pero como todas, tengo mis limitaciones y tengo que utilizar mis estrategias para adquirir algunos de mis favoritos.

Mis truquillos para poder tener esas “prendas joyas”, únicas, que nunca pasan de moda y que rentabilizo a tope, son varios:

  • En cuanto tenemos el destino, voy comprando con antelación. Pero con conciencia.
  • Pedirlo a los Reyes Magos. Siempre son muy generosos, jeje.
  • Guardar el dinero que puedan regalarnos en fechas como cumpleaños o Navidades.
  • No gastar un presupuesto elevado de forma continuada para el día a día.
  • Si has comprado una pieza que no es tendencia, pero que te encanta, nunca pasará de moda, así que siempre te va a apetecer ponértela.
  • Combinar piezas económicas, con algún capricho más exclusivo.
  • Estar alerta en las rebajas y en el black friday. Pero nuevamente, sin impulsividad.
  • Y lo más eficaz: tener el planificador de vestuario para no tener esa sensación de no tener nada que ponerte, jajaja. Con este consejo, comprarás sólo lo necesario y no llevarás, ni comprarás, ropa de más. También es muy útil para  reutilizar lo que ya tenemos.

Quinta recomendación. Planificador de equipaje

Pero, no sólo de outfits se llena la maleta, por lo que también resulta muy útil hacer un listado con lo que vamos a llevar, para no olvidarnos de nada. En esta plantilla lo recogemos todo, de forma más general, para ir haciendo inventario a la hora de hacer el equipaje y no dejar en casa nada importante. Yo pongo un tic cuando voy llenando la maleta, con un código de color para que a la hora de necesitarlo, pueda saber en qué maleta lo he puesto (lógicamente, sólo es práctico cuando se factura equipaje y se llevan diferentes maletas).

¿Qué os han parecido estos tips? Os aseguro que son muy eficaces.

El secreto de un gran estilo es sentirte bien con lo que vistes

Compartes el Post?
Selema
Por Selema
Me sigues?
Maestra de profesión y vocación. Además de enseñar, me apasiona aprender y descubrir lo mejor de cada día, de cada lugar y de cada momento.
Nos quieres comentar algo?