Construido por Ramsés II, 30 años después de ser coronado faraón, para celebrar la Fiesta del dios Sed. Fue precursor al de Abu Simbel dada su similitud arquitectónica tanto en planta como en su ubicación por ser excavado directamente en la roca.


Ramsés realizando ofrendas

Está dedicado a los dioses Ptah, Amon-Ra, Ra-Horajti y al propio Ramsés deificado.

El templo, como prácticamente sucede con los ubicados en Nubia, fue trasladado desde su lugar de origen debido a la construcción de la presa de Asuán. Este hecho produjo que las pinturas fueran restauradas, resultando unas representaciones con una colorimetría extraordinaria.

Barca sagrada de Ra-Horajti

De las pocas decoraciones que podemos observar en este templo, ya que la mayoría se perdieron al ser utilizado como iglesia por los primeros cristianos, cabe destacar la serie de buitres a lo largo de toda la zona central del techo; a Ramsés II dando ofrendas a Ptah y Sejmet mientras Tot, dios de la escritura refleja el acto en sus escritos, bajo el árbol sagrado que simboliza la fuerza y duración de la estirpe del faraón; a Ramsés II recibiendo la barca sagrada del dios Ra-Horajti y varias ofrendas al dios Hator y al dios de la fertilidad Min.

Ramsés en el árbol sagrado

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios... ¡¡Pero siempre podrás dejarnos el tuyo!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.