Se inicia su construcción durante la época del Faraón Tutmosis III (Dinastía XVIII) y su hijo Amenofis II (Amenhotep II) y es considerado como el templo más antiguo de Nubia.

Columnas en la Sala Hipóstila

Sus creadores, Tutmosis III y Amenofis II aparecen en casi todas las escenas que adornan el edificio, incluida la pequeña columnata protodórica que forma parte de la planta originaria con columnas de 24 ligeras acanaladuras.

Posteriormente, Tutmosis IV añadió al pórtico, o Sala Hipóstila, doce pilastras unidas en las filas laterales con muros de intercolumnio donde podemos observar los cartuchos o sellos de cada uno de los príncipes. Más tarde, Seti I colocó delante de la sala un pilón, del que sólo se conserva la puerta y también Ramses II dejó algunas restauraciones menores, mayormente dedicadas a la decoración del Templo.

Detalle bajorrelieve en columna

Durante los primeros siglos del cristianismo, el templo fue transformado en iglesia por los coptos, detalle que podemos observar en las ruinas de una cúpula de adobe situada en la misma terraza.

El estado de conservación del Templo es extraordinario, prueba de ello es la cantidad y variedad de pinturas en los jeroglíficos y la definición de los detalles de las figuras. Por éste aspecto, es uno de los más interesantes de visitar de Nubia.

Es en la parte más interna del templo donde podemos observar los mejores bajorrelieves, tales como Tutmosis III y Amenofis II abrazando o haciendo ofrendas a varios dioses egipcios o Amenofis II coronado por Horus y Tot (parte izquierda del vestíbulo) y seguidamente corriendo con un remo y un hap (instrumento de navegación) en el Festival de Sed.

Detalle Amenofis II corriendo en Festival de Sed

Cabe destacar las dos inscripciones históricas más importantes que figuran en su interior. La primera, fechada en el año tercero de Amen-Hotep II, se halla debajo de la representación de la ofrenda de vino que el faraón, Amenofis II, realiza a los dioses Ra-Horajti y Amón en el barco solar sagrado. En ella se describe la campaña militar llevada a cabo en Asia y la forma en la que el faraón transportó y después colgó a seis de los jefes muertos en los muros de Tebas y al séptimo en los muros de Napata (ciudad fronteriza nubia cerca de la cuarta catarata del Nilo). Ésto se hizo a modo de clara advertencia hacia los nubios, de las peligrosas consecuencias que conllevaría una rebelión durante su reinado.

Ofrenda de Amenofis II en el barco solar sagrado

Su Majestad regresó con gozo a su padre Amón después de haber dado muerte con su propia maza a los siete jefes del distrito de Takhesy, que fueron después colgados cabeza abajo de la proa del barco de Su Majestad.Amen-Hotep II

El segundo texto se encuentra en la puerta de entrada y menciona el rechazo a la invasión de Libia en el 4º año de Merenptah.

A causa del proyecto de construcción de la presa de Asuán, entre 1964 y 1975, el templo fue trasladado a 2’5km desde su ubicación original y elevado a unos 65m, evitando de este modo que fuera inundado por las aguas del Nasser.

Inscripción batalla en Asia

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios... ¡¡Pero siempre podrás dejarnos el tuyo!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.