El Rincón de las Anas

Lugar acogedor, con decoración moderna con un toque minimalista en la zona del comedor interior, donde debido al poco espacio del local, no hay más de 5 ó 6 mesas. Aún así, si tenemos la suerte de que estén libres o se haya reservado, la estancia es agradable e íntima.

Detalle del comedor interior

Situado en la plaza Sta. Ana, al lado de la Avda. Alfonso X (Tontódromo), en Murcia. Cuenta con dos ambientaciones, la zona de terraza, situada en la misma plaza y un pequeño comedor en la zona interior. En la zona de terraza el ambiente es más disperso y jovial ya que a ello contribuye su ubicación, en el corazón de Murcia, y las distintas terrazas de los bares colindantes.

Servicio correcto y amable. La espera de servicio entre platos lo podemos considerar dentro de lo normal.

Brocheta solomillo

Sólo cabría destacar un pequeño detalle que me dejo un mal sabor de boca del establecimiento, y que tendrían que tener en consideración, y es el de no realizar comentarios digamos “despectivos” o “despreciativos” hacia, en este caso, la clientela. Pues, pude oír como el jefe de camareros, o al menos eso me pareció que sería él, indicaba de malas formas la pobreza de comandas que estaban realizando en dicho momento, que la gente no tenía ganas de gastar dinero, pues no pasaban de los 30€, y eso que tenía el local lleno, tanto en comedor interior como en terraza. Un feo gesto que no debería haberse realizado, al menos delante de los mismos comensales que le pueden escuchar, como así sucedió.

Los platos muy buenos, materia prima acorde con lo que se espera del local.

Ceviche de Vieira y Langostino

Carta pequeña pero distribuida con mucho criterio, dando un lugar privilegiado a los entrantes y a sus diversas tapas diarias o sugerencias que tienen fuera de la misma. También figura una sección de ensaladas, revueltos, carne / pescado y postre. Un gran surtido de platos donde podrás elegir y quedar más que satisfecho.

Torta vegetal

Emplatado moderno, acorde a las nuevas tendencias en presentación de productos sin llegar a lo estrafalario.

El precio final no es elevado, siempre acorde y ajustado a la calidad del producto ofrecido.

Erizos rellenos

Andreu Genestra

En medio de una campiña del municipio de Capdepera, en dirección a Cala Mesquida, rodeado de pinos, encinas y olivos, emerge suntuoso el restaurante Andreu Genestra.

Detalle del patio

La belleza y el buen gusto por la edificación rustica se entremezclan en un paraje maravilloso a contemplar tanto en horas de sol como a la penumbra de la luna en compañía de un espectacular cielo estrellado.

Croqueta de ensaimada y cochinillo

Nos encontramos en un entorno totalmente rústico, sin edificaciones alrededor, sólo el restaurante y a unos pocos metros el hotel Predi. Esta situación, junto con los diversos rinconcitos de mesas, tan bien cuidados en detalles y decoración, es primordial para crear un ambiente tan romántico y encantador que hacen que la velada sea maravillosa, sin apenas haber probado bocado.

Cangrejo Rey y jugo de caldereta

El servicio recibido es sin lugar a dudas sensacional, no puedes eperar menos de un lugar así. Atención muy educada y atenta, ten por seguro que no te falta de nada, y siempre con una sonrisa en la cara, están pendientes de todo lo que conlleva la velada y el servicio en la mesa. Te sientes atendido a cada segundo pero con la peculiaridad, y no menos agradable, de no sentirte agobiado por tan alta atención.

Tartar de navaja y mojo de plátano asado

Hablar de las creaciones gastronómicas de Andreu Genestra es hablar de la fusión entre la experiencia y la genialidad de varios maestros de la cocina, como Marc Fosh, Jean Louis Neichel, Juan Mari Arzak o Ferrán Adriá, de los que tras años de estudio y trabajo junto a ellos, se ha empapado de lo mejor de cada uno para plasmar su ingenio en tan sensacionales platos.

Preparando el Rape

Los productos son de una calidad de muy alto nivel. Un detalle muy a tener en cuenta y que eleva el nivel sobre sus platos son los huertos particulares del restaurante, donde se cultivan las hortalizas, verduras y en especial la oliva con la que realizan su propio aceite. Es con tan magnífica materia prima, con la que el joven chef prepara, acompaña y condimenta sus creaciones.

Rape en papillote de hoja de vid

Con estas condiciones de productos de primera, un servicio magnífico y una calidad excepcional lo de menos es el precio, pero en este caso, no estamos hablando de un restaurante donde el precio no concuerda con lo ofrecido, es más, a mi parecer nos encontramos con un precio muy ajustado y competitivo para un restaurante calificado con una estrella Michelín y un sol por la guía Repsol.

Vainilla, chocolate blanco y frambuesa

En definitiva, un magnífico restaurante donde disfrutar de una magnífica velada y dejarse llevar por las diversas y magníficas creaciones del Chef. Yo aconsejaría en los meses de primavera o verano, como fue mi caso, para disfrutar cenando en las distintas zonas del patio o jardín.

Chef Andreu Genestra – foto: ©www.andreugenestra.com

Kolkovna Olympia

En Malá Strana, en la calle Vítězná haciendo esquina con Zborovská, situada a orillas del río Moldava (Vltava, en checo) y a las faldas de la colina de Petrín, se encuentra ésta histórica y emblemática cervecería que desde 1903 se ha dedicado a la vida social de la ciudad de Praga. Ya fuera sirviendo cerveza o como lugar de juego clandestino, durante los inicios del siglo XX, el Olympia reunía a la alta sociedad praguense.

Cuentan que el Coronel Alfred Redl, jefe del servicio secreto astro-húngaro, tenía siempre una mesa reservada en la cual, junto con el actor Oldřich Nový, pasaban las noches de timba en timba hasta altas horas de la madrugada.

Zona Cervecería con taburetes

Actualmente, y desde el año 2003, la cervecería ha sido restaurada, pero no con ello ha perdido su esencia cautivadora. Decorado en maderas, tanto el suelo como los frontales de las paredes, fotos antiguas y anuncios de la época pasada, el Olympia rememora esos locales de la alta sociedad de primeros del siglo pasado, donde sentarte en sus altos taburetes delante de tu mesa y de una buena pinta, sienta como una bendición caída del cielo.

El Olympia, es una de las primeras cervecerías de Praga en obtener el título de: “Pilsner Urquell Original Restaurant”, además de haber sido elegida como la mejor cervecería de Praga en 2004.

Título “Pilsner Urquell Original Restaurant”

El local dispone de dos ambientes, uno más dedicado a salón comedor y restaurante en la primera planta, y el otro más cervecero, más informal en la planta baja.

En nuestro caso, nos decidimos por el cervecero, además, es a mi gusto, el más ambientado de los dos, aunque el salón no lo desmerece si lo que quieres es probar alguno de los platos más modernos de la cocina checa.

El servicio fue bueno, aceptable, nada fuera de lo común.

Detalle de una de las entradas

La carta es muy amplia. Contiene platos sin gluten, platos cocinados al vapor de agua, platos para vegetarianos, especialidades checas, menú para niños e incluso un menú diario.

La presentación de los platos es “rústica”, pero adecuada al lugar donde estamos y concuerda perfectamente con la ambientación. No pretendamos exigir otra cosa, ya que el local no está destinado a ser otra cosa, ni lo pretende ni falta que le hace.

Calidad en los productos muy buena. Nuestro plato, una de las especialidades checas de la casa, “Pato Asado” de unos 1200 gr. , estaba exquisito, carne bien cocinada con un exterior crujiente, servido junto a una guarnición de albóndigas de pan, albóndigas de patata y chucrut blanco y rojo. Una delicia. Todo ello maridado con una pinta Kozel Dark.

Detalle del Plato de Pato Asado

La calidad-precio en esta ocasión es de notable. Nos quedamos asombrados e incredulidad al recibir la cuenta, pero para bien, ya que esperábamos mucho más de lo que nos costó.

Un precio bastante razonable teniendo en cuenta donde estás: ciudad turística 100% y una de las cervecerías más emblemáticas de Praga.

Un detalle a tener en cuenta y es que en ésta cervecería hay muchos checos tomando cervezas y comiendo, a parte claro está de los turistas, pero es algo muy positivo, ya que, por ejemplo, con la famosa “U Fleku” no pasa lo mismo, para nada verás a ningún “lugareño” por ella, ya que siempre está atestada de turistas y el “clave” que te meten en la cuenta es de órdago.

Por eso, como pasa con los restaurantes de carretera, que si están llenos de camioneros es porque se come bien y barato, aquí podemos acuñarle igualmente un símil parecido pero con la gente del lugar.

Pinta Kozel Dark

Monumental Restaurant

Tenemos ante nosotros un restaurante donde sólo pasar por su puerta, de amplios ventanales, el sólo mirar la decoración y su iluminación, nos hace desear adentrarnos en sus salones, de un diseño exquisito, e imaginarnos cenando y disfrutando de una velada romántica en la bella época parisina de los años 20.

Monumental Restaurant, inaugurado desde el pasado otoño (octubre’16), no deja indiferente a nadie, ya sea para bien como para mal.
Prácticamente en el centro de Murcia, detrás de la Catedral, en dirección a la Plaza Cetina desde la Plaza de la Cruz, se encuentra esta belleza de restaurante. Y digo bien, ya que su decoración es majestuosa haciendo honor a su nombre.

Detalle zona interior

Tenemos una ambientación, incluidos camareros, de los restaurantes parisinos y estadounidenses de allá por 1920, esa fabulosa época dorada, muy bien cuidada al detalle. Una barra grande y alargada, donde te ves tomándote un buen bourbon y en la que esperas que de un momento a otro empiece un directo de blues, jazz o por qué no… un buen charleston. El lugar da para eso, un rinconcito con un piano o mini escenario para jazz daría la guinda a tan bello lugar.

En su web, nos indican diferentes formas de reserva, entre la que destaca, el whatsapp, una manera rápida, ágil y menos formal que las que estamos acostumbrados. Y es por ésta, por la que me decidí. El mensaje se envió (v), se recibió (vv) e incluso se leyó (vv), pero ya no se supo más. Al día siguiente, viendo que no recibía respuesta, tuve que llamar.

Detalle presentación panera

El servicio es correcto, normal, nada fuera de lo común. A veces, se hace un poco lento entre cambio de platos.

Un consejo que deberían tener en cuenta es que cuando se comparte mesa y platos con un acompañante, optaría por retirar los cubiertos usados una vez finalizado el plato, pues tener que comer con los mismos cubiertos y plato toda la velada, con todo el popurrí de desperdicios, no es muy glamuroso.

Tartar de atún sobre guacamole con aliño japonés

La carta de vinos es buena, amplia tanto en blancos como en tintos y un poquito justa en rosados y cavas, aunque es bastante aceptable. Me encanta la inclusión en la misma de los tintos en tamaño “Magnum”, pues es una buenísima opción para los que van en grupo. Lo que es algo ilógico es el precio, pues debería ser más barato pedir una botella de 1’5l que dos de 750ml. Y no al contrario como sucede.

Sus platos, en su inmensa mayoría, se basan en el horno-brasa “Josper”, es por ello por lo que la carta no muy amplia, sobre todo si no eres muy amante de las “brasas”. Pero para el que no tenga problemas en ello, tiene a su disposición una carta aceptable.

La calidad de los productos es muy normal, no se sale de los estándares de cualquier restaurante medio, lo que implica que los precios no sean muy elevados y estén acorde a dicha calidad. En definitiva, Monumental Restaurant no te va a dar un susto en el bolsillo si es lo que estás buscando. Pero te dejará un poco frío, si por su apariencia esperabas algo más.

Mejillones abiertos a la brasa con aroma cítrico