Riviera Maya, ofrece tantas posibilidades al viajero, como puedas imaginar. Es un destino en el que puedes hacer el viaje de tus sueños, ya que, ten por seguro, que lo que hayas soñado, podrás hacerlo realidad.

Hoteles de cinco estrellas, edificados entre la selva, en primera línea de costa, con “todo incluido”,  de los cuales tu primera tentanción será no salir de tal edén.

Amanecer desde el Hotel

Si eres amante de la naturaleza, podrás descubrir el lado más salvaje y exótico de una selva tropical. Increíbles cenotes, playas caribeñas, islas, lagunas que se comunican a través de canales en la reserva de la biosfera de Sian Ka´an. Todo un espectáculo de paz y belleza para tus sentidos.

Boca Paila

O tal vez, si tu curiosidad es la intrigante cultura maya, quedarás fascinado descubriendo el palpitante mundo maya. Conociendo su historia a través de los vestigios que tan apasionante civilización nos ha dejado, pero sobre todo tendrás la oportunidad de descubrir la vida de auténticos poblados mayas.

Ciudad Maya. Ek Balam

No olvidemos la gastronomía y la moda local. Porque no hay mayor sensación de plenitud y conexión con el país al que viajas, que vestir con sus prendas y degustar su comida más típica.

Restaurante en Valladolid

Es por ello que hemos comido en los lugares más típicos y ¡nos hemos ido de compras!, intentando descubrir el auténtico espíritu de México.

De compras por Tulum

Como ves, Rivera Maya es lugar con infinitas posibilidades.

El primer aspecto que debes tener en cuenta es dónde quieres hospedarte. Teníamos claro que queríamos evitar las zonas más turísticas (Cancún o playa del Carmen). Nuestra primera opción era, sin duda, Tulum. Es la zona de moda, cabañas eco-chic, un concepto muy diferente a los macro complejos hoteleros. Pero dos fueron los motivos que no nos llevaron hasta ese lugar: precios mucho mas elevados (comparando en categoría 4-5 estrellas) y mayores distancias a los lugares que queríamos visitar.

Hotel

Por ello, tomamos como “campo base” el hotel Grand Palladium Kantenah. Un hotel de categoría 5 estrellas, todo incluido. Está a 30 minutos de Tulum y a 30 minutos de Playa del Carmen. Y es realmente precioso. Sin duda fue una buena elección, recomendación de Marjorie, nuestra agente de viaje, de la agencia BTheTravelBrand en Murcia.

Hotel

Aunque hay que tener en cuenta, que somos viajeros muy inquietos, en nuestra ruta de viaje, queremos descubrir los rincones más especiales del país, y no podemos reducir nuestro alojamiento a permanecer la mayor parte del tiempo en el hotel, no obstante, da opciones para ello.

Así que, hemos intentado hacer la combinación perfecta entre cultura, naturaleza, gastronomía, moda y descanso.

Lagunas de Muyil

Pero nos encontramos con el primer problema: ¡la duración de la estancia!  Porque nuestro “paquete de 7 noches, 9 días” no es tiempo suficiente para hacer todo lo que realmente nos apetecía. Por ello, intentado aprovechar cada minuto al máximo, hemos huido de las excursiones programadas típicas del hotel, mediante una forma alternativa, personalizada y sin duda más cómoda para recorrer las tierras mexicanas: Tours privados.

Ruinas de Tulum

Entre todas las opciones, nos causó confianza la empresa familiar de Gaspar (Gapotours), dedicada desde hace más de una década a hacer tours privados por Rivera Maya y Yukatán.

¿Las ventajas de este servicio? Llegar a los lugares más turísticos cuando todavía no hay masificación de turistas.

Ciudad Maya Ek Balam

Circuitos muy flexibles con ritmos adaptados a ti, puedes dedicar el tiempo que desees en cada lugar. Rentabilizas el tiempo. En un día puedes llegar a ver lo que ofrece el hotel en dos.

Pero la mayor de las ventajas, es conocer de primera mano su historia, costumbres, cultura y  gastronomía, con gran simpatía y profesionalidad.

Chichén Itzá. Maravilla del mundo

De todas las opciones que ofrece, fue muy difícil elegir. Es recomendable hacer un día de tour y el siguiente de descanso, por lo que planeamos tres días de apasionantes rutas:

  1. Lagunas de Muyil
  2. Chichén Itzá
  3. Tulum-Cobá

Además en los “días de descanso” visitamos:

De copas por Tulum

Todas las experiencias han sido increíbles y aunque nunca llegas a conocer lo suficiente, lo vivido ha sido especial.

México, ha hecho palpitar mi corazón. He traído la maleta llena de buenas experiencias y recuerdos. Grandes vivencias, difíciles de explicar con palabras.

Vía láctea desde el Hotel

¡Gracias México!
¡Nib´oolal México!

He aprendido que la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará lo que les hiciste sentir. Maya Angelou

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.