En la «Nueva York del Mediterráneo», como es conocida la ciudad de Benidorm, por ser la ciudad con más rascacielos de España y por metro cuadrado del mundo tras Nueva York, es posible encontrar un recoveco para la calma, si es lo que deseas.

El privilegiado enclave del Hotel Boutique Villa Venecia edificado sobre un acantilado, ofrece unas espectaculares panorámicas del mar y de la ciudad de Benidorm.

Podrás quedarte en la quietud o ir en busca del bullicio caminando por las callejuelas adoquinadas que te conducen al casco antiguo de la ciudad, las cuales se entremezclan con los mas actuales comercios y locales orientados al ocio, las compras y la gastronomía.

Lo que sin duda alguna destaca del hotel son sus románticas habitaciones, todas ellas con una impresionante vista al Mediterráneo. Nuestra opción fue la JACUZZI YACHT CLUB ‘SEA VIEW’ ROOM.

El Jacuzzi en el ventanal puede ser muy relajante o por el contrario extremadamente excitante, sobre todo cuando descubras el kit sensual “Just for Love”. Un pequeño detalle que estratégicamente espera sobre la cama. Una cama king Size, muy confortable que aunque en la imagen aparece “desaliñada” la encontrarás perfectamente preparada, tanto, que no tardarás en quitar su cubrecama.

Al hacer la reserva puedes elegir entre diferentes “paquetes” para hacer más especial tu escapada. Nosotros elegimos la opción que incluía champán en la habitación, decoración con pétalos de rosas y una cena romántica en su restaurante. Y aunque los pétalos nunca aparecieron, lo demás fue perfecto.

El restaurante es espectacular, tanto para el día como la noche. Además de degustar sabores mediterráneos muy cuidados, maridados con una extensa carta de vinos, el comensal se deleita con las increíbles vistas que tras las enormes cristaleras puedes contemplar.

El hotel es pequeñito, muy acogedor. En su terraza también puedes probar su cocina en un restaurante a escasos metros del “Balcón del Mediterráneo”, un mirador panorámico situado en lo alto de una roca, donde antiguamente había un castillo, y que divide las dos playas principales de la ciudad.

Así que después de cenar, puede ser momento ideal para dar un agradable paseo por el mirador. Un lugar muy afamado y concurrido de la ciudad, donde encontrarás numerosos puestos de venta de artesanías.

Pero sin duda, la mejor imagen que puedes conseguir de este promontorio, es desde un rincón muy exclusivo del hotel, un lugar que he dejado para el final y no por ser menos especial.

Hablo de una zona chill out, situada en la parte superior del hotel donde además de relajarte mirando al horizonte, en una terraza “colgada sobre el mar”, puedes hacer uso de un espectacular Jacuzzi.

Un burbujeante estallido de sensaciones, difícil de olvidar.

 

Que nunca duerman las emociones que despiertan la pasión.Selema

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios... ¡¡Pero siempre podrás dejarnos el tuyo!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.