Hannibal

La Elegancia de "Lo Salvaje"

Neizell
Por Neizell 230 Visitas 14 min.
14 min.
Información
  • Chef | Sebastián López
  • Jefe de Sala | Juan José Arias
4.8
Hannibal

Aún con la desdicha que me causó el cierre de Nido y con los últimos retazos, que seguro no terminaré, de mi «reload» de propósitos para este 2024, me encuentro con la excelente noticia de la apertura de Hannibal, la nueva propuesta gastronómica del Chef colombiano Sebastián López.

Detalle entrada

Con apenas, y es que aún no se ha cumplido, un mes desde su apertura, me apresuro a augurar que Hannibal será, y de largo, el restaurante por excelencia del 2024 y el cual podría inscribir su nombre con algún galardón o mención en las codiciadas guías gastronómicas.

Máscaras precolombinas y utensilios de cocina

El Restaurante

La fachada del restaurante ya te indica que se busca subir el nivel de antaño. Detalles cuidados en ornamentación vegetal de palmeras, el logo de Hannibal en cobre sobre frontal de mármol y flanqueando la puerta de entrada unas máscaras extraordinarias mesoamericanas de arte precolombino (utilizadas en esta cultura durante ceremonias religiosas y rituales. Se las consideraban objetos sagrados) y platos de cocina, lo que hoy podría considerarse como fuentes dado su gran tamaño. Todo un acierto.

Detalle Máscara Precolombina

El Salón. Elegancia de lo sencillo.

Pero todo cambia cuando cruzas el umbral y confirmas que Sebastián y Juanjo han dado un salto verdaderamente exponencial y categórico a su propuesta. El salón, amplio y diáfano, denota sencillez a la par que elegancia. La decoración combina líneas en negro, maderas, piedras y tonos cálidos dando el equilibrio perfecto a la vista.

Detalle del salón

El salón se fusiona con una inmensa barra donde poder explorar el universo Hannibal en modo más desenfadado, con unas cervecitas o con la elaboración de unos cócteles, mientras, a través de unos ventanales, observas el bullicio incesante de cocina.

Arte en tu mesa

La decoración de una mesa, para nosotros, es una pieza fundamental de la velada, principalmente porque es donde vas a estar durante todo el tiempo y qué mejor que una mesa bien decorada. Para algunos podrá parecer una excentricidad, pero una buena decoración de mesa denota exquisitez y genera, aún más, una buena calidez ambiental.

Detalle salón y escultura en mesa

Hannibal lo tiene claro en este aspecto, y su propuesta es «menos es más». Mesas no sobrecargadas, un plato con su servilleta, cuchillo, tenedor, vaso de diseño para el agua y en el centro, dependiendo de la misma, podrás encontrarte con una escultura de una venus desnuda romana, un insecto sobre un tronco, un pequeño florero con las flores justas u otro tipo de esculturas. Simple, efectivo y acertado.

Detalle de esculturas en la mesa

Mención especial a la cristalería, pues ya el diseño de los vasos de agua te indica el cariño para su elección en concordancia para el lugar. Una finura maravillosa.

Detalle de cristaleria y escultura

No quisiera dejar escapar el poder hacer otra mención, y esta más especial que la anterior, hacia una ejecución durante el servicio de mesa y que debería ser de obligado cumplimiento y exigido por el comensal en los restaurantes de cierto nivel, y no es otra que el cambio de plato y cubiertos para cada comanda. Denotáis con esta acción que verdaderamente os importa, y mucho, que el comensal deguste los sabores que emergen de cada plato. Gracias, gracias y gracias.

Detalle mesas salón y barra

Rincones Secretos

Otro “detalle”, de tantos muchos, que me encantó de Hannibal es la bellísima Cava donde conservan la multitud de referencias tanto vinícolas como espirituosas. Además, posee una mesa donde podrás realizar eventos privados con un poco de más intimidad previa solitud de disponibilidad. Una cucada para sorprender a tus invitados.

Cava con mesa en Hannibal

Shopping con la esencia de Nido

A la derecha de la entrada, nos encontramos con la recepción, zona barista y un pequeño hall-shop presidido por un elegante y aterciopelado sofá coronado con la palabra “Hannibal”, en letras de cobre sobre madera de ébano, donde se exponen y venden diversos artículos: libros gastronómicos, delantales de cuero hechos a mano de la prestigiosa marca Witloft, productos Hannibal (salsas, carnes, etc), camisetas, etc.

Detalle shopping

Detalles mitológicos

Me encanta cuando se utilizan detalles mitológicos o culturales, como las máscaras de la entrada, sobre todo el volver a ver la máscara de lana del ser mitológico “Aya Huma”, también conocido como “Diabluma”, en la zona shopping como en la barra. Éste tiene su origen en la celebración del Inti Raymi (festividad tradicional Inca de los nativos quechuas, en la región Andina de Ecuador) en fecha del solsticio de verano en la cual se da gracias a la Pachamama y al Dios Sol por las buenas energías y cosechas recibidas. Representa la dualidad: hombre-mujer, día-noche, bien-mal, arriba-abajo, frío-calor, sol-luna. Posee dos rostros, impidiendo, de esta forma, que dé la espalda al Sol.

Máscara de lana del ser mitológico “Aya Huma”

La Cocina de Hannibal

El Chef Sebastián López y el Barista Juan José Arias nos presentan una cocina alternativa donde se fusiona lo mejor del concepto que nos proponían en Nido con el lado más salvaje y prehistórico de su cátering Hannibal: La Brasa y El Fuego.

El Chef Sebastián López en cocinas

Vuelta a nuestros Orígenes

Sebastián ha sabido, de manera magistral y excelente, presentarnos su arte en el fuego y las brasas fusionada con productos de calidad basados en la cocina tradicional latinoamericana (peruana y colombiana) y mediterránea. La combinación de madera quemada, el humo del carbón y los jugos que desprenden los alimentos, hacen que nuestro hipotálamo más salvaje despierte recuerdos ancestrales a cada bocado.

Detalle barra con vistas a la cocina

La Carta

Hannibal nos presenta una carta variada y como se diría en el argot futbolístico: «cortita y al pie». No necesita más. Te puedo asegurar que vas a volver varias veces para poder degustarla en su totalidad. Nosotros ya estamos buscando agenda jejeje.

Barra de cócteles

Dividida en cuatro secciones: «Para picar», «Para compartir», «Brasas» y «Postre», nosotros os pasamos a contar nuestra elecciones:

Para Picar

Para comenzar, y sorprendentemente, no elegimos nuestro tradicional vermut, (las «malas» 😈 influencias de Conjugoo están haciendo mella 🤣) esta vez empezamos con un Cóctel Pisco Sour. Cóctel típico de Perú, 3 de febrero día festivo en su honor en el país y que se compone básicamente de aguardiente de uvas, zumo de lima y clara de huevo. Riquísimo.

Cóctel Pisco Sour y Ostras

A los cócteles le acompañan unas Ostras encevichadas con ají amarillo y leche de tigre de maracuyá. Deliciosas. Una combinación exquisita para acompañar los cócteles.

Pisco Sour y Ostras

Continuamos con unas Cigalas a la Brasa con ají de gallina amarilla ahumada y espolvoreado de ceniza de puerro. Una pasada. El sabor del humo con la cigala no tiene precio. Fabulosas.

Cigala a la brasa con ají de gallina ahumada

Para Compartir

Pasamos seguidamente con un Ceviche de Atún rojo con daditos de boniato en almíbar, cebolla roja morada encurtida, maíz chulpi peruano y leche de tigre de naranja. Una auténtica exquisitez. Y es que el producto estrella (atún) estaba extraordinario. Me sorprendió gratamente la leche de tigre. Magnífico.

Ceviche de Atún Rojo

Seguidamente un Salmón curado en café y cacao, con salsa Tzatziki (yogur griego, pepino, AOVE, menta fresca picada, ajo, limón y pimienta), flor de Jamaica (hibisco de la familia de las malváceas, originario de África tropical, desde Egipto y Sudán hasta Senegal), daditos de pez volador y coronado con un crujiente de parmesano. Desde que lo ví publicitado en Instagram supe que este plato sería de los top, y no me ha defraudado. Un equilibrio perfecto entre sabores donde el café aporta ese regusto al finalizar, sin que éste eclipse a los demás. Para los amantes del salmón, un plato GRANDIOSO!

Salmón curado en café y cacao, Tzatziki y flor de Jamaica

Brasas

Para la carne seleccionamos una DOP Jumilla de Bodegas Cerrón, Fuente-Álamo (Albacete), más concretamente “El Tiempo Que Nos Une” 2021. Un tinto Monastrell 100%, 10-12 meses en barrica de roble francés, procedente de viñedos de 60 a 70 años jugoso con aromas de fruta madura, cuerpo medio y fresco y fluido en boca. Sorprendente y mejor de lo esperado.

Vino «El Tiempo Que Nos Une»

Como principal para la brasa nuestra elección para no fallar fue de un Solomillo de Vaca con guiso de colmenillas y trufa. Verdaderamente extraordinario y el punto de asado exquisito. Sebastián ha sabido llevar la reacción de Maillard (reacción entre azúcares y aminoácidos que hacen que la carne asada o las patatas adquieran ese aroma y apariencia tan apetitosa al calentarla. Descrita por el químico francés Louis-Camille Maillard) a la máxima expresión. Cum Laude.

Solomillo de vaca con guiso de colmenillas y trufa

Postre

Para finalizar con los postres, seleccionamos una Tarta de queso de Idiazabal (Queso con DO realizado con leche cruda de oveja Latxa y Carranzana. Se puede presentar sin ahumar o ahumado) y Shropshire (Queso azul hecho de leche de vaca pasteurizada y cuajo vegetal. El color naranja procede de la utilización de achiote, un colorante natural. El Penicillium roqueforti produce las vetas azules). Maravillosa! De las mejores que he probado.

Tarta al horno de queso idiazábal y shropshire

A la tarta, la acompañamos con un Cortado y un Café Asiático (Una mezcla armoniosa de café, leche condensada, brandi y Licor 43, con un toque de canela, corteza de limón y unos granitos de café. Bebida cartagenera que tuvo su origen en el mítico Bar Pedrín). El asiático espectacular con un sabor a café delicioso donde el licor mantiene el toque y equilibrio justo. Presentación como debe ser, al menos para mí, dejando ver las distintas capas de que se compone (odio que me lo sirvan ya mezclado).

Cortado y Asiático

Por último y para terminar nuestra magnífica y exquisita velada en Hannibal, un Cóctel Moscow Mule (Bebida de Vodka, Cerveza de Jengibre y Lima. Creada en los años 40, Los Ángeles, por John Martin, quien estaba tratando de promocionar la marca de vodka Smirnoff y por Jack Morgan que había creado una cerveza de jengibre en su bar Cock’n’Bull, pero no conseguía venderla) y Sorbete de Mezcal con Piña Braseada (De origen mexicano creado por la destilación del corazón del agave o maguey, una planta muy parecida a la penca. Proviene de las zonas de Oaxaca y Guerrero, donde las tribus indígenas lo producían de manera artesanal y lo utilizaban para sus celebraciones especiales). Éste último ha entrado dentro mi top 5. Una verdadera locura.

Cóctel Mosco Mule y Sorbete de mezcal con de piña a la brasa.
Hannibal
4.8
Lugar/Ambiente 4.5 de 5
Servicio 5 de 5
Comida 5 de 5
Calidad/Precio 4.5 de 5
Compartes el Post?
Neizell
Por Neizell
Me sigues?
Informática, Diseño gráfico y Web, Fotografía, Deporte, Viajar y Gastronomía.
Nos quieres comentar algo?