Las tradiciones culturales siempre permanecen en nuestro subconsciente, aquellas costumbres con las que crecemos y que con el paso del tiempo lejos de olvidar, necesitamos arraigarnos a ellas, nos llenan de felicidad y nos devuelven la sonrisa de retroceder a nuestra infancia.

¿Quién no recuerda la sensación de nerviosismo al abrir los regalos el día de reyes bajo un árbol de navidad o al lado de un belén, a pesar de tal vez no recibir nada de lo que habíamos escrito en la carta?

O la típica cena de Nochebuena con los mejores manjares donde degustar aquellos alimentos que no eran muy consumidos durante todo el año. En mi caso todavía recuerdo el aroma y el sabor de las costillas de cabrito asadas a la parrilla en esa chimenea de leña, el pan casero hecho por mi madre, a la que añoro con fuerza, en un horno tradicional, las habas de la huerta de Murcia y los dulces hechos en casa, que durante el mes de diciembre inundaban el hogar con un aroma característico, que en su momento no aprecias, pero con el paso del tiempo valoras como el tesoro mas valioso del mundo.


Hablamos de tradiciones, de costumbres…pero siendo viajeros apasionados, no podemos quedarnos atrapados únicamente en nuestras raices, a las que adoramos. También queremos descubrir, disfrutar y transmitir las delicias gastronómicas de otras partes del mundo.

El menú de este año está compuesto por platos de nuestra tierra, repitiendo algunos de los que han pedido nuestros comensales, combinados con otros sabores del mundo: México e  isla Mauricio, nuestros últimos destinos. Porque ¡nada enriquece más que viajar! Salir de tu zona de confort, ser consciente y aceptar otras realidades, otras costumbres tan auténticas y tan arraigadas en la población foránea como tú a las tuyas.

El punto más tradicional de la comida ha sido la decoración. Porque no hay Navidad sin belén, en la mesa toma protagonismo un representativo nacimiento que este año destaca o complementa a nuestro árbol de Navidad.

La palabra que más repitieron los invitados al verlo es “¡qué ricura!” Y es que las figuras elegidas transmiten ese punto de ternura e informalidad que buscábamos para la ocasión. Todo un acierto.

En mesa, cada comensal tenía sobre su plato su nombre escrito en unas etiquetas de pizarra. Además un portafotos con una caricatura personalizada que arrancó las risas de todos. Se empieza a notar la calidez en el ambiente, esa sensación que se transmite cuando realmente te sientes cómodo. ¡Y es que los detalles son fundamentales!

Detrás de cada fotografía, estaba la minuta del menú. Variado y extenso…tanto que el último plato no lo pudimos servir, a petición de los invitados.

Coctel Corazón de Navidad

Flores de hibiscos caramelizadas, bañadas en cava. Una delicia para abrir boca con estos burbujeantes sabores. Las flores se pueden comprar por internet caramelizadas, aunque su precio algo elevado. Yo opté por comprarlas deshidratadas, hidratarlas y hacer el almíbar en casa.

Es un género de zonas templadas, subtropicales y tropicales de todo el mundo, con un origen centrado principalmente en el sureste de Asia. Introducido y cultivado desde tiempos inmemoriales para usos, ornamental, alimentario y medicinal (wikipedia)

La flor de Jamaica, nombre con el que también es conocida, se usa especialmente en el Caribe como refrescante agua de Jamaica (bebida que elaboramos en nuestra cena del pasado año). En Egipto y Sudán también se utilizan los pétalos para hacer una infusión llamada carcadé.

Mini Mexican Spicy Chips y Encurtidos

Variedades de aceitunas con sabores y aliños muy diferentes, presentadas en una tradicional caja de madera de la huerta de Murcia. Del árbol a casa. No tardaron en desaparecer.
Acompañamos con unas patatas paja, muy finas y crujientes y unas salsas mexicanas picantonas para potenciar el sabor.

Jamón, Lomo y Queso

Como todos los años, el jamón lo traen mis suegros y está riquísimo. Además elegimos un sabroso lomo a la tabla de Murcia, curado en romero y otras hierbas. Toda una delicia. Poco innovador pero muy sabroso. Acompañado de una elección de quesos: De trufa y de Pimentón Picante.

Canapés Variados

Los platos estrella de la noche. Si queréis sorprender  a vuestros invitados, os  los recomendamos pues son my fáciles de preparar y están muy ricos.

El pan que elegimos es mallorquín. Unas quelitas de tamaño maxi, que además de estar buenísimas, no absorben los jugos de los ingredientes por lo que no reemblandecen la base.

Canapé de Salmón

Bolitas Duck Ham

Uno de los bocados estrella que gustó muchísimo. Es muy sencillo de preparar: mermelada de tomate, jamón de pato, mini mozarella, tomate Cherry kumato, unas escamas de sal y un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Huevo de Codorniz sobre Gamba al Ajillo.

Otro bocado para relamerse y muy sencillo. La llema cocida la mezclamos con pepinillos muy picados y mahonesa. Un poquito de cebollino pone la guinda.

Boquerón sobre manto de Aguacate

Aguacate, boquerón, cilantro y unas perlas de aceite balsámico de módena. Un chorrito de aceite de oliva virgen extra y a saborear este contraste de sabores.

Brochetas Indias Tantoori

Una bocado especial pues las especias que requiere la preparación de esta tradicional receta india las compramos en un el Mercado Central de isla Mauricio, en nuestro recorrido por la isla. Potente contraste de sabores.

Crujiente de Pulpo

Una croqueta de pulpo cremosa, suave y sabrosa en su interior con un bocado extra crujiente.

Navajas

En estas fechas, el marisco no puede faltar en la mesa. Elegimos un ceviche de navajas. Sabores cítricos y refrescantes característicos de la cocina latinoamericana.

Mejillones Thailandeses

Mejillones ecológicos gallegos, cocinados al vapor en agua de coco y cilantro. Un plato que ya hicimos con anterioridad y que repetimos porque gustó mucho.

Langostino Ahogado en Salsa de Whisky

Otro de los favoritos es la salsa de wisky con langostino. Se realiza la salsa sofriendo ajo, cebolla, pimiento verde, pimiento rojo y tomate. Posteriormente se rehoga con whisky y se bate todo. No olvides pan para limpiar el plato. Una delicia.

Ensalada Cítrica Mauriciana.

Cangrejo, pimiento amarillo, coco y una vinagreta especial. Una ensalada muy refrescante que nos recuerda nuestros días por esa maravillosa isla del Índico.

Cerezas Estrujás de Anchoa y Albahaca

Todos los años servimos gazpacho de cereza porque gusta mucho el peculiar sabor del gazpacho con el aliño de albahaca y pistacho con el que lo condimentamos. En esta ocasión, y por primera vez, nos hemos atrevido y el gazpacho lo hemos elaborado nosotros. Hemos seguido una receta del maestro Berasategui y el resultado es espectacular.

El plato principal que habíamos elegido era una tapa de caldero del Mar Menor bajo unos lomos de lubina. No pudimos servirlo, pues a estas alturas no podíamos comer más.

Pannacota Limonera de gin tonic

Y para ir finalizando servimos un refrescante postre de lemon curd, panncota y gelatina de gin tonic. De esos postres que por mucho que hayas comido siempre tienes un hueco.

 

Acabamos con el sabor de los bombones sobre un bloque de sal rosa del Himalaya y el momento de la sobremesa, las copas y la charla, sin duda lo mejor de la comida.

¡Feliz Navidad!

Cuida tus pensamientos porque se volverán actos. Cuida tus actos porque se volverán costumbres, cuida tus costumbres porque formarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida.Gandhi

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios... ¡¡Pero siempre podrás dejarnos el tuyo!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.