Central Park

Neizell
Por Neizell New York 352 Visitas
17 min.

Sin duda Central Park es otro de los icónicos lugares que debes visitar sí o sí cuando viajas a New York. La visita a Central Park puede dar para 1 día o más, nosotros, obviamente, no disponíamos de dicho tiempo para poder visitar todos los lugares que esconde el parque, por eso, decidimos realizar una pequeña ruta para tener un primer contacto. ¡Comenzamos!

Central Park

Tras la expedición por la 5ª Avenue de la mañana y una vez recuperado fuerzas, decidimos contratar una pequeña ruta, de 1 hora de duración, en rickshaw por Central Park. Nosotros elegimos hacerla a través de Civitatis, pues de esa forma evitábamos el tener que estar literalmente «regateando» precios y nos asegurábamos que fuera en español. Todo un acierto.
Rickshaw | Foto © Civitatis
Diseñado por Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux, el parque abarca aproximadamente 4 km (2,5 millas) de longitud y 800 m (0.5 millas) de ancho, lo que equivale a un área de aproximadamente 3,41 km2 (843 acres) y ofrece una mezcla de paisajes naturales, áreas recreativas y atracciones culturales.
El Plaza visto desde Central Park
Fue inaugurado en 1858 y se ha convertido en un oasis verde en medio de la bulliciosa ciudad. En su interior podemos encontrar lagos, prados, senderos para caminar y andar en bicicleta, zonas de juego, monumentos históricos y varios puntos de interés, como el Zoológico del Parque Central, el Castillo Belvedere, el Conservatory Garden y la famosa fuente Bethesda.
En the Rat Rock

Rat Rock

Nuestra primera parada se encuentra en The Rat Rock, un lecho de roca, también conocido como Umpire Rock, de esquisto (roca con preponderancia de minerales laminares que favorecen su fragmentación en capas delgadas) que debe su nombre por las ratas que pululan allí por las noches. Mide 55 pies (17 m) de ancho y 15 pies (4,6 m) de alto con diferentes caras Este, Oeste y Norte, cada una de ellas muy venerado por los aficionados a la práctica de la escalada. En ella se pueden observar diferentes estrías provocadas por la glaciación.

Bethesda Terrace

Nuestra siguiente parada es el Bethesda Terrace, un destino popular para relajarse, observar a la gente pasar y admirar la arquitectura y el paisaje o simplemente no hacer nada.
Bethesda Terrace
Fue diseñado por el arquitecto y codiseñador del parque Calvert Vaux con su asistente, Jacob Wrey Mould, quien fue responsable de las intrincadas tallas en las características arquitectónicas de la Terraza, incluidas sus rampas, balaustradas y muelles. En su parte inferior podemos visitar el Bethesda Arcade con sus impresionantes azulejos y la Bethesda Fountain.
Vistas desde Bethesda Terrace

Bethesda Arcade

Justo debajo se encuentra el Bethesda Arcade (salón de juegos), donde se puede observar el maravilloso techo, instalado en la década de 1860, compuesto por casi 16.000 azulejos cerámicos, que se unen para formar 49 paneles creando un elaborado patrón geométrico. Es el único techo del mundo que presenta baldosas hidráulicas o con incrustaciones, que normalmente se utilizaban como suelo. Fueron fabricados por la empresa de azulejos Minton en Stoke-on-Trent, Inglaterra.
Minton Tiles en Bethesda Arcade
Los azulejos presentan intrincados diseños geométricos y florales en una paleta de colores vivos. Cada azulejo está cuidadosamente elaborado para formar patrones en mosaico que se extienden a lo largo del techo del arco. A lo largo de los años, han sido restaurados y preservados para mantener su esplendor original. Su conservación ha sido un esfuerzo continuo para mantener la belleza y autenticidad de este espacio histórico. Estos azulejos son una parte significativa del patrimonio arquitectónico de Central Park y agregan un toque artístico distintivo al Bethesda Arcade, convirtiéndolo en un lugar especial y atractivo para los visitantes. Una maravilla.
Detalle de Minton Tiles

Bethesda Fountain

La Bethesda Fountain se encuentra en la parte central e inferior del Bathesda Terrace. Fue diseñada por Emma Stebbins y presenta en lo alto de la Fuente la escultura «Ángel de las Aguas», una figura de bronce de un ángel ataviado con una túnica y las alas levantadas. Pisa delicadamente una piedra de la que brota agua. El agua cae en cascada desde la escultura en dos cuencas y llena una gran piscina circular. Muchos especulan que modeló la figura del ángel a partir de su pareja, la actriz Charlotte Cushman.
Bethesda Fountain
Es esta fuente la que dio a la zona el nombre de Betesda. En la ceremonia de dedicación de la Fuente en 1873, Stebbins reveló que el ángel de la escultura se inspiró en un pasaje bíblico del Evangelio de Juan que describe a un ángel bendiciendo el estanque de Betesda y otorgándole poderes curativos.
2Y hay en Jerusalén, junto a la puerta de las ovejas, un estanque que en hebreo se llama Betesda y que tiene cinco pórticos. 3En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos que esperaban el movimiento del agua; 4porque un ángel del Señor descendía de vez en cuando al estanque y agitaba el agua; y el primero que descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba curado de cualquier enfermedad que tuviera.Juan 5:2-4
La Fuente conmemora la apertura del Acueducto de Croton, que trajo agua dulce a la ciudad de Nueva York por primera vez en 1842. El agua potable era “curativa” para los neoyorquinos, que habían sufrido numerosos brotes de enfermedades devastadoras debido al agua potable contaminada. La iconografía de la escultura de Stebbins profundiza esta conexión, con el lirio en la mano del ángel simbolizando la pureza del agua y los cuatro querubines que rodean el pedestal representan la paz, la salud, la pureza y la templanza. Este monumento al agua potable era apropiado para el primer gran parque público de la ciudad, que también pretendía beneficiar la salud pública al brindar acceso a aire fresco y oportunidades para hacer ejercicio y relajarse .
Bethesda Fountain desde Bethesda Arcade

Cherry Hill

Continuando con nuestro recorrido, la siguiente parada a la que nos dirigimos es Cherry Hill, que lleva el nombre de los cerezos Yoshino que florecen e inundan de colores rosados y blancos sus flores en este paisaje por primavera. Una pena que en invierno se vea un poquito desangelado, pero bueno, siempre será la excusa perfecta para volver a New York.
Cherry Hill en Primavera | Foto: © centralpark.com
En la cima de la colina se encuentra la Cherry Hill Fountain, diseñada por Jacob Wrey Mold como fuente abrevadero para caballos. Esta se encuentra en la zona central de una plaza abierta que servía como lugar para que los pasajeros de carruajes descansaran, abrevaran a sus caballos y disfrutaran de las vistas del lago y sus parajes.
Vista del Lago desde Cherry Hill

Bow Bridge

Junto al lago Jacqueline Kennedy Onassis y a Cherry Hill tenemos el Bow Bridge, un pintoresco puente de arco de hierro fundido. Fue diseñado por los arquitectos Calvert Vaux y Jacob Wrey Mould. Se completó en 1862 y es uno de los lugares más fotografiados en el parque debido a su encanto escénico y a las vistas espectaculares que ofrece. El diseño del puente se asemeja a un arco inclinado, y su estructura de hierro fundido le confiere una apariencia distintiva.
Bow Bridge en Central Park
El nombre del puente deriva de su forma arqueada, que recuerda a un lazo (bow en inglés). A lo largo de los años, el Bow Bridge ha sido restaurado y conservado para mantener su esplendor original. Se ha convertido en un punto de encuentro romántico y es frecuentemente utilizado como escenario en películas y programas de televisión.
Bow Bridge

The San Remo

Aunque no esté dentro de Central Park, otro de los paisajes, que sirve de fondo para miles de fotografías, es sin duda el edificio de apartamentos de lujo San Remo. Diseñado por el arquitecto Emery Roth se terminó en 1930. Su arquitectura distintiva, combina elementos renacentistas italianos y franceses junto con sus dos torres gemelas, de 27 pisos cada una, realizadas en un inconfundible ladrillo rojo.
Panorámica lago con edificio San Remo al fondo
Destacar algunos de los residentes más notables que han pasado por sus apartamentos como Demi Moore, Steven Spielberg, Glenn Close o Dustin Hoffman, entre otros.
Edificio San Remo

Strawberry Fields

Nuestra última parada no podía ser otra que el icónico lugar de Strawberry Fields. Monumento al músico de rock británico y activista por la paz John Lennon (1940-1980) que consta de un paisaje de cinco acres (20.000 m2 e incluye el famoso mosaico pavimental «Imagine» donado por la ciudad de Nápoles.
Strawberry Fields con el mosaico Imagine
Strawberry Fields se inauguró oficialmente el 9 de octubre de 1985, en el 45 aniversario del nacimiento de Lennon, y es una referencia a la canción de 1967 que Lennon escribió e interpretó con los Beatles, «Strawberry Fields Forever». Strawberry Fields brindó una alternativa poco común a los monumentos conmemorativos tradicionales, en forma de un paisaje vivo que cambia y crece con el tiempo.
Detalle mosaico Imagine

Edificio Dakota

Estando en la zona de Strawberry Fields, no podíamos dejar escapar la opción de ver el famoso edificio Dakota, un famoso edificio de apartamentos ubicado en el Upper West Side de Manhattan. Diseñado por el arquitecto Henry Janeway Hardenbergh (mismo que diseñó el Hotel Plaza) en 1880 y terminado en 1884, tiene una arquitectura de estilo germánico renacentista y su estructura es mayoritariamente de ladrillo.
Edificio Dakota 1880 | Foto: © historiasdenuevayork.com
Originalmente se consideraba que el edificio estaba ubicado en una zona muy remota a la ciudad, lo que le otorgó el nombre «Dakota» en referencia al territorio norteamericano de Dakota (territorio muy alejado de New York limítrofe con Canadá). A lo largo de los años, el edificio ha sido el hogar de muchos personajes famosos como John Lennon y Yoko Ono (durante los años 70), Leonard Bernstein, Lauren Bacall, Judy Garland o Rosemary Clooney.
Edificio Dakota
El estatus icónico del Dakota se solidificó, aún más, después de que John Lennon fuera asesinado frente a él (1980) por Mark David Chapman cuando regresaba de una sesión de grabación.
John Lennon y Yoko Ono | Foto: © elplural.com
Con esta última parada damos por finalizada la ruta en rickshaw sobre Central Park. En una hora hemos podido, al menos, tomar un primer contacto con este impresionante y maravilloso paraje que nos deja con ganas de descubrir más, pero eso será en otra futura visita.
Jardin en Central Park

Colombus Circle

Como es época navideña y la ruta nos ha abierto el apetito, decidimos visitar otro de los mercadillos navideños más famosos de la ciudad de New York: El Holiday Market de Colombus Circle.
Holiday Market | Foto: © centralpark.com
Columbus Circle es una famosa plaza y rotonda ubicada en la intersección de Eighth Avenue, Broadway, Central Park South (West 59th Street) y Central Park West donde en su centro se encuentra una estatua de Cristóbal Colón, que fue erigida para conmemorar el 400 aniversario del primer viaje de Colón a América. La estatua fue diseñada por el escultor italiano Gaetano Russo y fue inaugurada en 1892.
Estatua de Colón | Foto: © historiasdenuevayork.com

Maine Monument

Junto al mercadillo navideño, en Merchants’ Gate, podemos observar el Maine Monument (El Monumento a Maine). Una columna corintia alta y una fuente circular con una escultura de bronce que representa la victoria. Fue diseñado por el arquitecto Harold Van Buren Magonigle e inaugurado en 1913. El monumento rinde homenaje a los marineros que murieron en el hundimiento del USS Maine que precedió a la Guerra Hispanoamericana.
Maine Monument

Escultura Globo Terrestre

En otra ubicación cercana al mercadillo, tenemos «The Globe Sculpture» una escultura, creada por el artista Kim Brandell en 2009, de un enorme globo en aluminio y acabado cromado reflectante montado sobre un pedestal negro. Mide aproximadamente 3,6 m de altura, 3,6 m de diámetro y más de 10.000 kg de peso.
The Globe Sculpture
El globo presenta masas de tierra, océanos y fronteras políticas detalladas, se la considerada un homenaje al Unisphere en Flushing Meadows Corona Park, Queens, rinde homenaje al espíritu de exploración y la conectividad global.
Vista de edificios frente al The Globe Sculpture

Holiday Market

Mercado navideño que desde 1993 se viene celebrando anualmente durante finales de noviembre hasta finales de diciembre en la esquina suroeste de Central Park (junto Colombus Circle).
El mercado es una excelente manera de encontrar regalos navideños únicos y hechos a mano, así como disfrutar de la comida y bebida tradicional navideña, como chocolate caliente, sidra caliente y galletas o también comprar artesanía, arte o decoración de los más de 100 puestos que lo conforman. Un lugar para pasar un buen rato en compañía de la familia y amigos. Y así lo hicimos, poniendo punto y final a un intenso pero impresionante día.
Disfrutando del Holiday Market de Colombus Circle
Etiquetas:
Compartes el Post?
Neizell
Por Neizell
Me sigues?
Informática, Diseño gráfico y Web, Fotografía, Deporte, Viajar y Gastronomía.
Nos quieres comentar algo?