La Finca

Entre inmensos parajes de limoneros, naranjos y esbeltas palmeras del campo ilicitano, yergue desde 1984 el restaurante “La Finca”, regentado por la Chef Susi Díaz.

La Finca en 1984 ©GuiaRepsol

Fundado inicialmente con aires tradicionales, poco a poco han ido evolucionando e instaurando un estilo personal sin perder sus raíces iniciales. El tesón diario, el esfuerzo y la pasión por el trabajo, ha permitido que desde el año 2006, Susi Díaz, mantenga, años tras año, su Estrella Michelín y sus dos Soles Repsol. Galardones que, bajo mi humilde opinión, se me antojan escasos.

Entrada a la Finca

Un ambiente acogedor se hace palpable nada más hacer acto de presencia en las inmediaciones. Andar por sus frondosos y bien cuidados jardines, pisar el césped, oir el agua correr por sus fuentes y pequeños riachuelos te envuelven en un aura de paz y tranquilidad preparatoria para lo que nos espera en su interior.

Jardines

La sala es un canto al diseño de interiorismo, donde el modernismo se funde con el rústico tan sutilmente que apenas percibes la intrusión. Las paredes revestidas en piedra se entrelazan con techos de madera laminada, las enormes colañas y travesaños mantienen ese punto de grandiosidad para redondear el ambiente.

Detalle de la sala ©lafinca.es

Además de todo ésto, cabe destacar la perfecta distribución y sutil ornamentación de mesas. Y como punto final, un delicado hilo musical ambiental, que apenas percibirás, pero que sabes que está ahí.

Detalle ornamentación mesas

Carta amplia y bien mimada en todas sus secciones con una gran variedad de elección en entrantes, carnes, pescado y postres. Elaboración muy cuidada sin llegar al agravio comparativo con su menú degustación, pues es tal la exquisitez en ambos (carta y menú degustación) que cuesta por cuál decidir. Pero en ésta ocasión y por ser la primera vez, siempre nos decantamos por el menú degustación.

Mediterráneo | Tentaciones 2015

Platos donde predomina el sabor a cítricos y aromas de hierbas y flores cultivadas en sus propios jardines. Elaboraciones donde se comprueba que Susi, ha sabido combinar magistralmente la creatividad y la innovación con sabores tradicionales y productos autóctonos de la región y proyectarlos a la cocina moderna. Consiguiendo con ello un collage gastronómico para deleite nuestro.

Helado de espárragos | Tentaciones 2015

La calidad de sus productos es excelente, todo de primer nivel y categoría. El precio de su menú degustación (99€) está acorde a la cantidad de elaboraciones presentadas, y en carta es aceptable, nada desorbitado teniendo en cuenta la categoría del establecimiento. Existe la posibilidad de elaborar tú mismo el menú a degustar (75€), claro está siendo éste más corto y eligiendo los platos de la carta, por lo que es diferente al de degustación.

Sepieta con crema de arroz negro | Tentaciones 2015

Un restaurante muy recomendable para hacer una cena romántica o una comida especial. Aunque cualquier escusa es buena para dejarte enamorar por la Chef y disfruta del momento.

Chocolate | Tentaciones 2015

La Cabaña

“La Cabaña” del Chef Pablo González, es sin duda alguna el restaurante más laureado de toda la Región de Murcia. Situado a las faldas de la Sierra de Carrascoy, en El Palmar, es de los pocos que ha mantenido su galardón año tras año desde que se lo ortorgaran en 2010 por primera vez.


El Restaurante se erige en una cabaña de estilo tropical, con una zona de terraza y rodeado de un inmenso y precioso jardín, donde el murmullo de sus cascadas y la frescura de su verde flora, te transportan al más pintoresco paisaje de Maldivas o Hawaii.

Su interior es imponente. Su techado, realizado con unas enormes colañas deja contemplar un magnífico colage entre la madera y el cañizo de mimbre que lo cubre. Para el servicio, salvo ocasión que lo requiera, no hay más de 10 mesas, todas ellas pegadas a los laterales de la estancia, consiguiendo un espacio amplio en el centro para el perfecto tránsito de camareros.

Portón de entrada

En la parte de la terraza nos encontramos con una decoración acorde, donde la madera, el mimbre y el diseño de aire tropical toma el mando para sumergirnos más aún en una de las mejores experiencias gastronómicas que puedas vivir.

Terraza

Nada más cruzar el majestuoso portón de entrada, el encanto del paraje como el del servicio hacia el comensal es exquisito. Nos indican con amabilidad que el recorrido gastronómico comenzará en la terraza. Tomamos asiento y apenas dos minutos, ya nos están sirviendo los primeros snacks y aperitivos. Una delicia.

Cítricos por el Mundo | 2016

Carta pequeña con lo imprescindible, ya que lo mejor es poder saborear uno de los menús degustación. En ese aspecto, dispone de 3 elecciones (65€, 80€ y 105€), con diferente cantidad de platos para poder elegir el que mejor nos convenga. Todos ellos con la posibilidad de incluir un maridaje de la mano de su sumiller Joan Belda.

Molino de Pimentón | 2014

Impecables tanto sumiller, a la hora de las indicaciones y orientación en los vinos, como los camareros en presentación y servicio de platos.

Almuerzo en el Andamio | 2013

La atención al comensal es muy agradable y confortable. La situación del camarero con respecto a la mesa es distante pero correcta, sin entrar a entorpecer la intimidad de la misma.

Bearnesa, Guisantes y Vieira | 2016

Calidad de los productos inmejorable. Tanto la elaboración como el emplatado es un auténtico espectáculo. Y en ese aspecto es donde ha acertado el chef, ya que a parte de saborear tan magníficos platos, el poder jugar y apreciar los emplatados, hacen que el comensal disfrute más. Porque no nos engañemos, el comensal de un restaurante de ésta calidad no viene simplemente a comer, para eso hay miles de lugares. El que viene, viene a deleitarse de éste tipo de creaciones y a vivir una experiencia donde disfrutarla con sus cinco sentidos.

Gyoza de Caballa en Escabeche con Shiso | 2016

En general, el restaurante La Cabaña te ofrece una calidad a precios muy razonables y ajustados. Si te apasiona este tipo de gastronomía, no tienes excusa para poder disfrutar de una experiencia que seguro no te dejará indiferente.

Crema Tostada de Arroz con Leche | 2016

Andreu Genestra

En medio de una campiña del municipio de Capdepera, en dirección a Cala Mesquida, rodeado de pinos, encinas y olivos, emerge suntuoso el restaurante Andreu Genestra.

Detalle del patio

La belleza y el buen gusto por la edificación rustica se entremezclan en un paraje maravilloso a contemplar tanto en horas de sol como a la penumbra de la luna en compañía de un espectacular cielo estrellado.

Croqueta de ensaimada y cochinillo

Nos encontramos en un entorno totalmente rústico, sin edificaciones alrededor, sólo el restaurante y a unos pocos metros el hotel Predi. Esta situación, junto con los diversos rinconcitos de mesas, tan bien cuidados en detalles y decoración, es primordial para crear un ambiente tan romántico y encantador que hacen que la velada sea maravillosa, sin apenas haber probado bocado.

Cangrejo Rey y jugo de caldereta

El servicio recibido es sin lugar a dudas sensacional, no puedes eperar menos de un lugar así. Atención muy educada y atenta, ten por seguro que no te falta de nada, y siempre con una sonrisa en la cara, están pendientes de todo lo que conlleva la velada y el servicio en la mesa. Te sientes atendido a cada segundo pero con la peculiaridad, y no menos agradable, de no sentirte agobiado por tan alta atención.

Tartar de navaja y mojo de plátano asado

Hablar de las creaciones gastronómicas de Andreu Genestra es hablar de la fusión entre la experiencia y la genialidad de varios maestros de la cocina, como Marc Fosh, Jean Louis Neichel, Juan Mari Arzak o Ferrán Adriá, de los que tras años de estudio y trabajo junto a ellos, se ha empapado de lo mejor de cada uno para plasmar su ingenio en tan sensacionales platos.

Preparando el Rape

Los productos son de una calidad de muy alto nivel. Un detalle muy a tener en cuenta y que eleva el nivel sobre sus platos son los huertos particulares del restaurante, donde se cultivan las hortalizas, verduras y en especial la oliva con la que realizan su propio aceite. Es con tan magnífica materia prima, con la que el joven chef prepara, acompaña y condimenta sus creaciones.

Rape en papillote de hoja de vid

Con estas condiciones de productos de primera, un servicio magnífico y una calidad excepcional lo de menos es el precio, pero en este caso, no estamos hablando de un restaurante donde el precio no concuerda con lo ofrecido, es más, a mi parecer nos encontramos con un precio muy ajustado y competitivo para un restaurante calificado con una estrella Michelín y un sol por la guía Repsol.

Vainilla, chocolate blanco y frambuesa

En definitiva, un magnífico restaurante donde disfrutar de una magnífica velada y dejarse llevar por las diversas y magníficas creaciones del Chef. Yo aconsejaría en los meses de primavera o verano, como fue mi caso, para disfrutar cenando en las distintas zonas del patio o jardín.

Chef Andreu Genestra – foto: ©www.andreugenestra.com