Marina Greenwich

Restaurante emplazado en el Puerto Deportivo Marina Greenwich de Altea (Alicante). Comida mediterránea, pescados, mariscos y arroces.

Comedor interior y dos terrazas, una en la planta alta del restaurante y otra en la zona exterior. En ambas zonas de terraza dispones de unas magníficas vistas a puerto. Lugar ideal para tomar unos buenos combinados después de una relajada cena.

Productos de buena calidad a precios, obviamente algo elevados pero que es la tónica normal que nos encontramos en todos los restaurantes de éste tipo de emplazamientos.

Shakti Albir

A escasos metros del mar, en L’Alfàs del Pi, nos encontramos con uno de los pocos restaurantes de auténtica cocina Thailandesa.

El restaurante cuenta con diseños y adornos típicos del pais junto con un hilo musical para la zona de comedor. También cuenta con zona de terraza en el exterior. Una opción muy a tener en cuenta ahora que se acerca el buen tiempo.

Interior del comedor

Los productos, sus sabores, sus salsas y su perfecta combinación, es el trabajo que ejecuta a la perfección su chef Mr. Pong. Chef que además, es un maestro del tallaje de alimentos. Los cuales puedes consultar precio para sorprender a tu comensal.

Ensalada de pepino “Tam Tang”

Otro de los “detalles” que más me sorprendieron, en buen grado, es el descuento del 10% si te apetece comer al estilo típico Thailandes, esto es…. ¡con las manos! Así que deja a un lado los cubiertos y sumérgete 100% en su cultura culinaria.

Gambas con Curry Rojo “Kaeng Krati Kung”

La variedad en carta es extensa en todo tipo de carnes, pollo, pato, pescado y mariscos. Además, cada plato lo puedes combinar con otra gran variedad de salsas y diferentes tipos de arroces típicos de la zona asiática. Píde una “Shinga” (cerveza original thailandesa) o decántate por el famoso Saké (vino de arroz) para que tu experiencia con éstos sabores tan intensos tengan todo el sentido que el chef a querido transmitir en ellos.

Pollo cocinado en wok en salsa de Albahaca “Pat Kai”

La calidad del producto es buena, no estamos hablando de un restaurante de lujo donde exigir un nivel superior de los mismos. La relación calidad precio es muy ajustada, tanto en precios de menús pre-establecidos o a carta.

No encontrarás nada que no sea lo que ofrece… una buena comida thailandesa.

Arroz jazmin

El Jardín de los Sentidos

En Altea, a la rivera de un sereno y cristalino río aflora un paraje singular. Un jardín botánico que germina como fruto de la pasión por la naturaleza de sus propietarios. Un entorno donde el estrés no tiene lugar.

El jardín de 3000m2 está envuelto en cientos de plantas traídas de todo el mundo: Centro y Sur de América, Islas Canarias, África, Medio- Oriente, Asia, EEUU, Australia, Europa…

Jardín

Tienes varias alternativas para disfrutar del lugar. Puedes alojarte en una de sus habitaciones o simplemente visitar su tetería. En ambas opciones el recorrido por su jardín estaría incluido. Puedes visitar su web para recoger más información.

Tetería

La tetería abre sus puertas de 16.00 h a 22.00 h en horario de verano, y de 11.00h a 20.00 en invierno, en una entrada restringida a mayores de 15 años. Detalle que te garantiza un ambiente tranquilo y sosegado.

Tetería

Por 7,50 euros, precio que cuesta la entrada al recinto, puedes disfrutar del entorno por tiempo ilimitado y degustar en cualquier rinconcito alguno de sus deliciosos tés, acompañado por fruta fresca o por tarta casera.

Decoración tetería

También tienes la opción de alojarte en una de sus habitaciones. Una experiencia recomendable si deseas pasar unos días de tranquilidad arropado por la naturaleza.

Los dormitorios están decorados en consonancia al “espíritu zen” que ofrece el entorno, y aunque con sencillez, están mimados al mínimo detalle. Maderas, telas de colores, y una iluminación muy cuidada cobran protagonismo.

Habitación pensamientos

Haciendo honor a su nombre vamos a dejarnos llevar por la tentación, y a disfrutar de los placeres que podemos experimentar a través de nuestros sentidos.

Empezamos con el sentido del olfato. El intenso aroma que desprende su té, hará de tu elección una ardua y difícil tarea.

Elección que si te dejas llevar por la sensación que más te cautive en el momento, facilitará la decisión. Seguro que escoges el aroma que tu cuerpo o tu mente necesita en ese instante. Sucumbe y  déjate llevar por este primer sentido.

Variedades de té

Tiene una amplia variedad. Puedes encontrar desde té para la relajación y meditación hasta otros más energéticos o sensuales. Despierta o adormece aquello que tu cuerpo necesite.

Variedades de té

El olfato, comparte protagonismo con el sentido del gusto. Es momento de poner sabor a esas notas de olor. Probamos diferentes tés y realmente, no defrauda.

Degustación fruta y té

También es fabuloso el desayuno que incluye tu estancia. Té o café, zumo de naranja, yogurt, fruta, pan recién tostado y embutido. Sabores intensificados sin duda por la belleza del lugar.

Detalle del desayuno

Tampoco podrás resistirte a sus batidos o granizados naturales, preparados al instante, con ingredientes naturales. Elegimos un granizado de naranja y otro de mojito, un rinconcito especial para estar en privacidad y a disfrutar el momento.

Saboreando Granizados

Con el olfato y el gusto complacido, llega el momento del sentido de la vista. Un sentido que no dejas de estimular desde que llegas al lugar, ya que no podrás evitar mirar a todos lados.

Cauce del río

El cauce del río es el epicentro del lugar. A su alrededor brota una amplia variedad de vegetación que podrás contemplar por su entramado de puentes, senderos y escalinatas.

El toque de color lo ponen los intensos  y variados tonos de su flora: diferentes gamas de verdes, azules, blancos, rosas…

Decoración del Jardín

Un terremoto de sensaciones que no cesa, ya que aún pasando varias veces por el mismo lugar, siempre te sorprende algún detalle que tus sentidos no habían percibido.

Detalle Decoración

Inmersos en este oasis de paz, el sentido del oído no puede escuchar  melodía que desafine con la sensación de paz y tranquilidad.

Fuente Zen junto al río

De este modo desde cualquier parte del jardín podrás escuchar el fluir del agua del río abriéndose paso entre la vegetación, el croar de las ranas, o una música de fondo al más puro estilo zen que llega sutilmente allá donde estés. Todo ello en una armonía perfecta, donde el sonido es tan sutil que puedes llegar a confundirlo con el “silencio”.

Pasarela sobre el río

Nos falta por complacer al sentido del tacto. Puede parecer complicado, pero os aseguro que se convertirá en el más pícaro, impaciente y atrevido de los sentidos.

Detalle Decoración Jardín

Porque llegados a este punto, no podrás reprimir el instinto de sentir el contacto con tu pareja, darle un beso, cogerla de la mano y recorrer descalzos la pasarela de madera que une el extremo del jardín con las habitaciones, para una vez allí, seguir jugando con tus sentidos.

Sin duda un lugar sencillo, con mucho encanto, alejado de lujos y excentricidades, que te ayudará a desconectar del frenético y loco ritmo de vida al que estamos expuestos.

Déjate llevar por tus sentidos y disfruta de la experiencia.

Nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos.Aristóteles